viernes, 18 de septiembre de 2009

Obras Maestras: Band Of Brothers. Tan dolorosa como necesaria.

Texto sin spoilers, hasta el aviso.

Band Of Brothers es una miniserie que siempre he querido ver, ya que sabía de sobra que era una joya, una serie imprescindible para todo el mundo, seriéfilo o no, es ese tipo de arte que sobrepasa las etiquetas y consigue hacerse necesaria para los amantes del género como para los que no han visto ni una serie completa, además, como seriéfilo, el que un proyecto lleve estampado esas tres letras mágicas que son HBO, ya es todo un signo de saber hacer, de un producto cuidado hasta la perfección y de una calidad asombrosa. Encima y para rematar las ganas que tenía de ver la serie mi hermano tiene la edición en caja metálica de los DVD, así que es obvio por que he visto la serie, lo que no es entendible es por que he tardado tanto en hacerlo, pero halle justo el momento perfecto, no tenía casi ninguna serie empezada a mi ritmo y los estrenos todavía no habían llegado casi ninguno.

Y lo que me encontré al verme la miniserie es difícil de explicar, yo creía que mis expectativas estaban demasiado altas, pero según fui devorando la miniserie me di cuenta de que al contrario, mis expectativas estaban demasiado bajas para lo que me acabe encontrando.

Para el que no lo sepa, decir que Band Of Brothers es una miniserie que cuenta con 10 capítulos, que duran entorno a una hora cada uno. La serie narra la historia de la compañía Easy, perteneciente al regimiento 506, de la división 101, la compañía Esasy es una compañía de Paracaidistas, formada en su mayoría por voluntarios que fueron entrenados y posteriormente fueron una de las compañías más importantes en la victoria europea de la II Guerra Mundial.

Durante la miniserie vemos algunas de las campañas más importantes del conflicto, el asalto a Normandía, la fallida operación Market Garden, y el avance en la invernal Bastogne, entre otras. Y no solo habla de lo que realmente pasó , si no que la miniserie nos deleita con los testimonios de algunos de los protagonistas, que en carne y hueso, nos cuentan durante una breve escena al principio de cada capítulo lo que sufrieron. Y es que los personajes que aparecen durante la serie están basados todos en personas reales, y como he dicho a muchos tenemos el placer de verlos contando algo de lo que luego veremos tan bien recreado en la serie. Es decir todo lo que pasa en la serie, ocurrió de verdad, y la fuente no es un cualquiera, son los mismo protagonistas de los que se habla, de hecho la parte donde más me emocione al principio, es cuando ves como ellos se emocionan recordando lo que pasó.

Uno de los pilares de Band Of Brothers es su dureza, inevitable si se es una serie realista sobre la II Guerra Mundial. La serie no se ahorra detalles, ni mucho menso maquilla una guerra, que es como todos sabemos, lo más parecido que puede haber a ese infierno imaginario que tanto dicen temer algunos, balas por doquier, enemigos invisibles, un batallón de tanques enfrentándose ante un pequeño pelotón de infantería indefenso, saltar de un avión mientras los enemigos lo intentan destrozar, para acabar cayendo posiblemente, rodeado de soldados enemigos. Emboscadas, explosiones, ver el cadáver de tus compañeros por el suelo por el que avanzas a gatas para evitar que te vuelen la cabeza. Sí, evidentemente todo eso es duro, pero la clave de Band Of Brothers es que no te enseña a unos soldados combatiendo, la clave que hace tan perfecta y grande a Band Of Brothers, es que sabe desde el piloto, convertir al espectador en un soldado más de la Easy.

Creo que ya doy bastantes motivos para los que no hayáis visto la serie os pongáis a ello, ahora hablaré de manera más específica, a partir de aquí Spoilers.

Darle al play mientras leéis.

Y lo consigue con un piloto magnífico, aunque eso sí, recomiendo ver los dos episodios seguidos, como si solo fueran uno, por que aunque el piloto es genial, quizás peca de demasiado introductorio, algo que no es problema si vemos el episodio 2 de seguido. La miniserie se coge una hora en la que primero, los veteranos reales de la guerra, nos cuentan como empezó todo, el por que ellos se alistaron cuando pidieron voluntarios para ir a la guerra, solo con esa escena en la que ves declarar a los hombres reales, ya se te pone la piel de gallina, y sabes que te espera una obra maestra.

Luego ya, una vez empieza el capítulo en si, Band Of Brothers te muestra todo el entrenamiento por el que pasan los voluntarios, para pasar de civiles, a soldados altamente preparados. Y quizás gracias a un instructor muy hijo de puta, o quizás no tiene nada que ver, vemos como el grupo de reclutas va creando un vínculo mágico, de camaradería. Una de las escenas que más me gustan del piloto es cuando después de subir una montaña altísima y bajarla, el capitán Sobel que es su instructor, castiga a uno de los reclutas y le manda volver a subir la montaña el sólo, emprende la marcha y mientras vemos como ya agotado lucha por subir, de repente el resto del grupo a parece corriendo por detrás hasta juntarse con el, y todos cantando y con una sonrisa vuelven a subir juntos la montaña, es una de las pocas escenas de la serie de las que se puede decir esto, me parece una escena preciosa, si más vale una imagen que mil palabras, deberían de usar esa escena para definir la camaradería, la amistad y la solidaridad d un grupo para con uno de los suyos. Creo que con esa escena es cuando la serie me enamora, y todavía no había visto el campo de batalla, que es donde se desarrolla el resto de la serie.

El piloto sirve de presentación, y consigue meterte completamente en la serie, y te hace sentirte un soldado más dentro de la Easy, y quizás algo tiene que ver, que los hombres que componen la Easy Company, no son soldado al principio, son currelas, gente de barrios trabajadores en su mayoría , que se unen como voluntarios al ejército para parar a los nazis. Y mientras ellos se entrenan, tu también lo haces, te entrenas para poder disfrutar luego de la grandeza de esta miniserie, que episodio a episodio va evolucionando a unos personajes que se convierten de alguna forma en tus compañeros. Con ellos vas desde el campo de entrenamiento, hasta la rendición del ejército alemán, pasando por mil y una batallas, todas ellas durísimas, en las que se sufren muchas bajas.

El primer enfrentamiento que vivimos es el de Normandía, es la primera vez que los soldados de la Easy pisan campo de batalla, como también es la primera vez que el espectador lo hace, y a cada episodio que pasa el espectador crea un vínculo mayor con los personajes de la serie, así que si ya solo por ver como le explota una pierna a un soldado americano, la consideraríamos una serie dura, si encima ese soldado es un compañero, todo lo que es posible entre un espectador y un personaje televisivo se entiende, pues es el doble de duro y muchísimo más doloroso.

Una de las mejores cosas de la serie es la grandísima calidad técnica que tiene, de lo mejor que recuerdo en una serie de televisión, y el realismo que consigue al reproducir las batallas es impresionante, tanto en el campo visual como en el sonoro, aconsejable ver la serie cuando se pueden poner los altavoces a tope, ya que el sonido atronador de los disparos y la bombas el avance de los tanques es asombroso, y consigue que el espectador se sumerja plenamente en las batallas.

Uno de los capítulos más destacables en esta inmersión bélica es el de Bastogne, uno de los episodios más duros de la serie. En pleno invierno, sin ropa adecuada para esa época y casi sin munición, nos las tenemos que ver contra un ejército mucho mejor preparado para esas circunstancias. En este capítulo la historia se cuenta desde la perspectiva de uno de los médicos de la compañía, lo que acaba convirtiendo al episodio inevitablemente en uno de los más trágicos, en pleno combate el médico tiene que andar entre las balas y ayudar a los soldados heridos, quizás sea uno de los papeles más duros del ejército, primero por que se expone al enemigo tanto como los soldados que acaban heridos, y segundo por que el no esta para matar al enemigo, si no para intentar salvar a un herido en mitad de una batalla sangrienta.

Aunque si hablamos de capítulos dolorosos en cuanto a plena batalla, creo que el siete se me hizo más duro que el de Bastogne. Más o menos la situación es la misma, helados, sin munición en mitad del bosque, enfrentándose a un ejército caliente, más descansado y con un arsenal de artillería que convierte el bosque en el que se encuentra la Easy en un infierno. Hasta ahora les ¡habíamos visto sufrir, pero no de esta manera, ya que frente al continúo acoso del ejército alemán que no paraba de disparar toda su artillería, nuestros compañeros Paracaidistas se sumaban en la más suma impotencia. Solo podían hace una cosa, correr y esconderse en las trincheras que habían cavado en el suelo. El número de bajas sufridas fue catastrófico, entre ellas dos personajes con mucho protagonismo. Primero le alcanzan a Toye explotando le la pierna, y después en otra muestra de amistad, vemos a Guarnere salir de su trinchera e intentar poner a cubierto a Toye, pero finalmente también le alcanzan a el y pierde la pierna.

Pero el que es el mejor capítulo de todos, y sin duda alguna el más duro, y no solo duro, hasta ahora todos habían sido episodios durísimos, pero en el capítulo “Why We Figth”, lo duro queda atrás, y el término más idóneo sería el de doloroso. En ese episodio la Easy Company, y nosotros, descubre atónito un campo de concentración. Esa escena es la más dolorosa que he visto delante de una pantalla, inevitablemente le parte el alma al espectador, hasta el punto de tener que parar el capítulo por que las lágrimas no te dejan ver nada. La ambientación de ese capítulo resulta tan realista, que es imposible que no se te quede grabado a fuego en los ojos, ese episodio te encoje el corazón. La serie no se ahorra nada, lo muestra todo tal cual, cadáveres amontonados, esqueletos andantes debido a la falta de comida y agua, los números con los que los marcaban, en fin que te rompe el alma. Ahí una escena que no se me olvidara nunca que es muy dolorosa. Cuando los soldados americanos entran en el campo de concentración, mientras uno de ellos va avanzando, un hombre pálido que parece ya un cadáver andante, se le acerca a un soldado y lo besa mientras lo abraza, creo que esa imagen es de los más doloroso que he visto.

Pero en definitiva, una miniserie que quería retratar fielmente lo que fue parte de la II Guerra Mundial, lo hace a la perfección, con lo conlleva enseñarlo todo, y así lo hace, por eso es la serie más dolorosa que he podido ver. Band of Brothers es una serie tan dura y dolorosa como necesaria, creo que es de esas series que sobrepasan el medio y debería de ser un visionado casi obligatorio. Yo sin duda pienso volver a verla cada tanto. Es una obra maestra a todos los niveles, una obra de arte, como ya he dicho su visionado es imprescindible.

La música corre a cargo de un Michael Kamen que se muestra brillante. Los actores se salen todos y cada uno de ellos, y encima es sorprendente lo mucho que se parecen algunos actores a los soldados reales, no solo en físico en el que sobre todo destaca el parecido entre los Guarnere, si no en la forma de hablar y demás, claro que o se puede apreciar mucho, los veteranos reales salen poquito.

En fin serie imprescindible para los seriéfilos y para los que no también, se ha convertido en una de mis series preferidas.

15 comentarios:

Mauro dijo...

Wow, pedazo de entradaca para una serie, como bien dices, absolutamente imprescindible. Creo que no has dejado nada sin comentar y estoy de acuerdo en todo: es dolorosa, emocionante, seria, para nada densa ni aburrida, una obra colosal, perfecta de principio a fin.

Kobol dijo...

Comentario con SPOILERS

A mi la escena que más me impactó de Why we fight fue cuando unos cuantos van andando por el bosque, todo parece tranquilo, crees que va a haber una emboscada, y cuando salen al claro se quedan todos mirando con cara de extrañeza. En ese momento el espectador no sabe lo que han visto y Perconte vuelve corriendo hacia donde está Winters con el resto de la Easy, Perconte no sabe explicar lo que ha visto. Cuando están volviendo al lugar en el jeep, se ve que es un campo de concentración, y a partir de ahí sólo se escucha el ruido de los motores mientras observan tanta devastación.

Serieina_Felipe dijo...

Enhorabuena por esta pedazo de entrada!

Band of Brothers es sin duda la mejor miniserie que he visto, tan cruda y real que hasta duele verla. Mis episodios favoritos también son los que citas tú, pero la escena que comentas del episodio 9 es una de las más emotivas y crudas que he visto.

Yo también tengo claro que he de volver a revisionarla y a mirar todos los extras de los DVD (que todavía no los he visto).

Ahora nos toca esperar ansiosos por The Pacific ;)

satrian dijo...

Me quedo con el de Why We Fight, gracias por poner la BSO de Michael Kamen, los pelos como escarpias me pone.
Es una miniserie impresionante e imprescindible, una obra maestra sobre la amistad en el campo de batalla.

vertigo dijo...

Para mí también es la mejor miniserie que he visto.
Los episodios 6 y 9 me dejaron como diciendo : "No me puedo creer lo que estoy viendo" y pocas series te dejan así.

Muy buena entrada. Enhorabuena!!

citizeneerased dijo...

Enhorabuena por la entrada!

Estoy de acuerdo contigo en todo lo que has dicho, una de las mejores series que he visto y que mas marca me han dejado. A ver si con este post se anima mas gente a verla.

Ahora a esperar a que llegue The Pacific.

Scott dijo...

Yo la tengo que ver, me pasa...lo que te pasaba: que se que es muy muy muy muy buena, pero no la veo.

Kratos dijo...

Poco más puedo añadir a lo que has dicho en esta súperentrada, Kratos. BoB impresiona por la espectacularidad de sus escenas, pero en el fondo habla de cosas tan universales que por eso está en el pedestal donde se merece.

Yo tb me quedo con el episodio 9, te deja con un nudo en la garganta tan incómodo siendo sólo ficción, que te hace imposible imaginar el infierno que vieron los soldados en vivo y en directo. Yo no podría conciliar el sueño en un tiempo.

Por cierto, has visto los extras del DVD?

Kratos dijo...

Como todos estamos de acuerdo en que es una obra maestra y de obligado visionado no reponderé individualmente, me alegro que la entrada os haya gustado tanto.

scott- Pues ponte ocn ella ya que no te arrepentiras.

Jaina- todavía no, pero espero verlos en breve.

Gracias a todos por comentar!

Xesu dijo...

Cuando vi Bandera de nuestros padres de Clint Eastwood hace un tiempo me recomendaron esta serie de la HBO como visionado obligado. Leyendo tu entrada se confirma y tengo ganas de verla. A ver si saco o tiempo, o mejor, me la agencio xD

Battosai dijo...

Ya he oído maravillas de esta serie mil veces, pero no me va el género bélico, así que no sé yo si me animaré a probar.

Eldemo dijo...

Increíble entrada! Lástima que haya tenido que dejarla a medias por no haber visto la miniserie, la cual por cierto ya he puesto a descargar, que tenía ganas antes de verla, pero es que con la marcha que lleváis estos días y el empuje de esta entrada, tengo que verla ya!

Moltisanti dijo...

Iba a leerte ahora, pero viendo que le has dedicado todo un homenaje, me la reservo para cuando la finalice y así poder comparar sensaciones ;)

Kratos dijo...

Moltisanti- Es lo mejor que puedes hacer ;) estoy esperando tu post.

Tomás dijo...

Añado a lo que ya se ha dicho sobre el capitulo 9 que el genial tratamiento del guion y de cómo se enlaza el descibrimiento del campo, con la reación en el pueblo proximo, así como el discurso de despedida / rendición del oficial aleman a sus soldados expresa perfectamente lo facilmente que una situación histórica puede convertirnos, por azar, intereses ajenos a nosotros, por manipulación, por la fuerza, por cientos de razones, en victimas de los peores atopellos o en verdugos inhumanos. Creo que la lección que da este capítulo es que se luchó no solo contra los nacis, sino contra las injusticias, totalitarismos, demagogias, odios, racismos y todas esas cosas que pueden hacer que nos deslicemos hacia el pozo de convertirnos en verdugos de nuestros projimos...