jueves, 17 de diciembre de 2009

Doctor Who, 4

Esta entrada contiene numerosos spoilers.



Esta temporada ha sido sin lugar a dudas la mejor de Doctor Who. Ha tenido una calidad media de episodios por encima de las anteriores y ha tenido la mejor season finale de lo que llevo visto de serie. Esta temporada creo que ha sido la más dramática de las cuatro, o la que más me ha puesto sensible por lo menos, de lo que estoy seguro es que ha sido en esta temporada en la que me he sentido más conectado a la serie. De hecho debería de atribuirle este logro a el magistral final de temporada de la tercera, con una season finale repartida entre tres episodios en los que el tinte apocalíptico que siempre ha tenido la serie llega hasta las cotas más altas, mostrándonos ha otro señor del tiempo ridiculizando a nuestro querido Doctor, mostrándolo vulnerable, asustado y confuso, es decir, dotando al Doctor de grandes dosis de humanidad.


La acompañante del Doctor esta vez, es una vieja conocida, Donna Noble, que ha sido la acompañante con más presencia en la serie., Donna consigue aportar mucho más al show. Es muy divertida, bastante más madura que las otras y en cierto modo da la sensación de ser más solida. De estar mejor escrita que las demás.


El primer episodio de esta cuarta temporada nos presenta a los adipose, niños perdidos que quieren volver a casa, estos son sin duda los alienígenas más tiernos que han pasado por la serie. Luego en el segundo episodio toca viajar al pasado, y terminamos yendo a Pompeya, episodio este que acaba con una tragedia pese a que el Doctor ha solucionado el problema de turno, esta vez la desgracia es un hecho imborrable de la historia, pero Donna convence al Doctor de que no tienen que morir necesariamente todos, y gracias a ella se salva una familia. Creo que este punto es en el que me empecé a encariñar seriamente de Donna. El tercer episodio es todavía más dramático, y se usa a los Ood para denunciar la esclavitud de la que saca, sacó y sacará provecho la raza humana, y el episodio no lo hace solo de una manera indirecta si no que también lo dice claramente mediante el Doctor y su conversación con Donna:

Doctor: -No es tan diferente de tu tiempo.

Donna: -Ey! Yo no tengo esclavos.

Doctor: -¿Quién crees que hace tu ropa?

Un episodio sensacional, que usa la serie además de para divertir, para hacer algo de crítica social, que nunca esta de más.



Pero sin duda, uno de los mejores (si no el mejor) episodio de esta temporada es el magnífico y misterioso “Midnight”, un episodio magistralmente planeado y ejecutado, en el que el terror y la acción, es puramente psicológico. “Algo” que nunca se llega a saber lo que es entra en la nave y se apodera de la mente de una de las pasajeras. El atacante consigue nublar el juicio de todos, volviendoles, o mejor dicho, despertando sus instintos más paranoicos y asesinos, y lo hace con una evolución gadual suave y perfecta. Consigue ponerlos en contra del Doctor, todos dudan de el, y lo mejor es que esto no es forzado, ciertamente tienen múltiples motivos para dudar de él. Una entidad desconocida esta jugando con la mente de un grupo de humanos, y solo con eso, sin armas, sin robots, sin lásers, consigue ser uno de los capítulos más aterradores y perturbantes de la serie. Durante ese episodio te llegas a olvidar de que el Doctor no puede morir (estamos hablando de un personaje protagonista que lleva vivo desde los sesenta) , y temes realmente por su vida, el capítulo realmente te atrapa por completo, y lo vives, lleno de tensión, el pánico llena el escenario, pánico de los humanos a morir, pánico de un Doctor inmóvil a ser lanzado al exterior, y pánico nuestro al sentir que de verdad pude llegar a pasar. Uno de los mejores episodios de la serie, de esos que no olvidas, sencillamente magnífico.



Por último hablar de esa gran season finale que nos brinda la cuarta temporada de Doctor Who. Este doble episodio reúne a todos los secundarios importantes que hemos conocido durante la serie, incluido el Dalek Caan, y funciona como cierre no sólo de la temporada si no de muchas de estas historias. Por un lado, Rose Tyler, aparece en escena buscando al Doctor, las estrellas se apagan, los Dalek planean destruir toda la creación. Al solucionarse toda la trama, Rose vuelve para siempre (aunque vete tu a saber) al universo paralelo, pero esta vez tiene a una versión humana del Doctor para envejecer junto a él. Final feliz. El Dalek Caan, que el Doctor dejó vivir, lo planeó todo para barrer del universo a los malvados Daleks, el plan funciona, y este muere, que es lo que quería. Donna acaba siendo la mujer más importante del universo, pero para ello acaba consiguiendo la conciencia de un time-lord, lo que la acabaría quemando, es por eso que el Doctor le borra la memoria, y Donna vuelve a vivir su vida como lo hacía antes de descubrir al Doctor. Genial la escena del Doctor bajo la lluvia al despedirse del abuelo de Donna, un hombre encantador por cierto. Y así, el Doctor acaba solo de nuevo, pero nosotros tenemos la certeza de que encontrará a una nueva y magnífica compañera con la que vivir miles de alocadas aventuras.


Conclusión final: I Love This Show.


PD: Una vez haya visto los especiales que vinieron después de esta temporada, estaré al día con esta maravillosa serie, y después me espera disfrutar con Torchwood, donde me encontraré con viejos amigo. Estoy deseándolo.

3 comentarios:

Renaissance dijo...

Donna Noble fue todo un puntazo para la serie: es algo mayor que el resto y sorprende verla con el doctor, acostumbrados como estábamos a personajes más "dinámicos", que diría un productor de tv. Es más pragmática, irónica..y su final es sin duda el más triste de la serie.
Además, ella salvó a los Adipositos. Tiene todo mi apoyo por ello.

Moltisanti dijo...

Esta cuarta temporada es la confirmación definitiva de que Docotr Who es muy grande.

El final de temporada es una fiesta de despedida donde no falta nadie y que a mí me pareció el cierre perfecto a un ciclo (aunque luego hayan venido los especiales).

Ya te avisé con Midnight ;)

El abuelo de Donna es la caña xD

Sunne dijo...

Esta serie es la monda, me encanta. En cuanto a Torchwood aviso , es cutre y simplona. Hasta la temporada 3 no lo fliparás, aguanta porque vale la pena. Aunque a mi las 2 primeras me entretuvieron, es otro rollete pero me moló.