lunes, 15 de febrero de 2010

Black Books

Ayer terminé la última temporada de Black Books, serie inglesa que me ha durado dos o tres días, que era la intención, quería pegarme un pequeño maratón con una comedia y tenía claro que la que mejor encajaba en lo que estaba buscando era una serie inglesa así que le pedí consejo a mi hermano y me propuso dejarme Coupling o Black Books, al final me decante por ésta última.





Black Books está escrita y protagonizada por Dylan Moran (desarrollando un excelente trabajo en ambas facetas) interpreta a Bernard, un misántropo y gruñón irlandés que poseé una librería, es un bebedor empederido y no para de fumar, en esta serie aparece casi más alcohol y tabaco que en la maravillosa Mad Men. Los otros dos personajes son Manny al cuál no se ni como describir, y Fran, una vecina y vieja “amiga” de Bernard, es una solterona que es la más cuerda del trío, pero aún así es otra que tal baila. Es una comedia de humor absurdo, llena de gags graciosísimos y buenos diálogos que consiguen que estés riéndote durante todo el episodio. Algunas de las características de la serie son las putadas que le hace Bernard a Manny, las discusiones a grito pelado en plan neurótico que tienen entre los tres (muy a lo It's Always Sunny in Philadelphia), o los motes que le pone Bernard a Manny, y por supuesto lo borde que es Bernard con los clientes. Una comedia de 18 episodios, graciosísima, que no pude soltar hasta terminar, con tres personajes únicos e inolvidables, y un montón de situaciones absurdas que alcanzan el nivel de la más alta carcajada. Una pequeña imprescindible dentro de las comedias, pero que eso sí tiene un defecto bastante molesto: risas (y aplausos claro) enlatadas. No obstante no empañan las grandes cualidades que tiene la serie. Mi recomendación es que todo el que este falto de comedias le de una oportunidad, porque es sencillamente divertidísima, y tan corta que se ve en dos tardes.




PD: Dentro de un tiempo caerán Coupling y FM que las tengo muchas ganas.

7 comentarios:

satrian dijo...

Me ha gustado más Black Books que Coupling que la tengo abandonada desde la primera temporada.
Me he reido con este trío un montón, porque son lo peor, con mucha mala leche.
Grandísima comedia.

Renaissance dijo...

Sí, es un poco extraño escuchar risas enlatadas, pensé que era algo que se había abandonado hacía años, y además, no es una serie que lo necesite.
Y lo de los motes de Manny es mundial: Ming the Merciless, Gandalf...

Moltisanti dijo...

Si le ma la vendes mecionando a Mad Men y IASIP, no puedo hacer otra cosa que no sea subirla puestos en mi lista negra. Comedia inglesa, cortita y recomendada... como para no tenerla en cuenta.

Kratos dijo...

Satrian- Yo tengo altas expectativas respecto a Coupling por como me han hablado de ella, a ver que tal.

Renaissance- Es un gran defecto pero queda bien cubierto por sus grandes virtudes.

Moltisanti- Se ve en nada, y no sólo por corta si no por divertida.

Rukrut dijo...

Sin duda una de las mejores comedias que he podido disfrutar hasta ahora, encima al ser cortisima se hace muy fácil de ver entera, en dos o tres días la acabas sin darte cuenta, y se evita caer en la monotonía o perder el rumbo como le ha pasado a más de una comedia made in USA, gran defecto, es cierto el de las risas enlatadas, con lo que me cortan a mí el rollo, pero aún así genial.

Por cierto, Coupling también carga con las malditas risitas.

un saludo!

natalia_paperblog dijo...

Buenas tardes,

Quisiera disculparme, pero no he encontrado otra manera de contactarte que a través de los comentarios.

Me pongo en contacto contigo para invitarte a conocer Paperblog, http://es.paperblog.com, un sevicio de difusión cuya misión consiste en identificar y dar a conocer los mejores artículos de los blogs inscritos. El tuyo se adapta a nuestros criterios de calidad y creo que tus artículos resultarían muy interesantes a los lectores de la temática Televisión.

Espero que encuentres el concepto interesante y te motive. Mientras, no dudes en escribirme para conocer más detalles.

Atentamente,

Natalia

Nahum dijo...

El equilibrio entre los tres personajes es buenísimo, como en The IT Crowd, con esa mezcla de estupidez, surrealismo y puntos de genialidad absurda.

Échale un ojo también a Father Ted, del mismo creador. Tiene puntos antológicos. Como todo el capítulo de Black Books titulado "The Big Lock-Out", un despiporre.