jueves, 18 de febrero de 2010

Chuck: breve comentario de las dos primeras temporadas.



Empecé Chuck hace ya un tiempo y desde su piloto me gusto, no obstante es una serie que he ido viendo a un ritmo lento, o por lo menos más bajo que al que estoy acostumbrado, pero la culpa no es de la serie (empecé varias y fue una época en la que iba más ajustado de tiempo), aunque eso sí, su primera temporada siendo entretenida y fresca no consiguió quizás engancharme del todo. Y es que la primera temporada de Chuck sirve para que le pillemos el punto a los personajes y a la mecánica de la serie, la cuál se basa en una misión semanal combinada con la vida no-espía de Chuck, principalmente a través de sus compañeros de trabajo en el Buy More. Pero no pasa de ser una temporada entretenida, con algunos puntazos buenos, pero que no llega a ser la maravilla que algunos comentan, claro, esa gente llevaba la serie al día, y como ahora voy a comentar el salto de calidad que pega en la segunda temporada es impresionante.




Ahora vienen algunos spoilers.


Lo mejor de esa primera temporada es Chuck al que en poco tiempo se le coge cariño, y es un grandísimo personaje, pero claro las tramas de los capítulos no pasaban de entretenidas salvo alguna excepción. Es pues, una buena temporada, entretenida, con buenos personajes y bastante fresca, pero es en su segunda temporada cuándo la serie evoluciona y sube de nivel pasando a ser terriblemente divertida, bastante adictiva y muchísimo más completa en todos los aspectos. Todas y cada una de las misiones son originales, mejor planteadas y sobretodo mucho mejor desarrolladas, además de ser bastante más divertidas e incluso intensas que las de la temporada anterior. Pero cuándo Chuck da lo mejor de si misma es en la recta final de esa segunda temporada, que es una pasada, se hila un arco argumental en el que se nos revelan muchísimas cosas, como por ejemplo que Orion es el padre de Chuck, lo cuál aunque no fue muy sorprendente (que justo poco después de hacernos creer que Orion a muerto salga el padre de Chuck por primera vez en la serie es algo que te hace imposible pensar en otra cosa) si fue un acontecimiento que le sentó muy bien a la serie. Y la season finale tuvo boda para despedirse por todo lo alto, y más importante, significo un cambio grandísimo de cara a la próxima temporada, la segunda acaba con un Chuck obteniendo la nueva intersect que le hace muchísimo más poderoso que nunca, esto unido a que Morgan se va para cumplir sus sueños abre todo un nuevo mundo de posibilidades, que creo van a hacerle ganar mucho a la serie. Lo comprobaré dentro de poco.


Por último comentar que he disfrutado bastante viendo por ahí a la preciosa Tricia Helfer, y al genial Chevy Chase :




4 comentarios:

Pablo dijo...

Yo estoy ahora por la segunda y me está aburriendo bastante. Al igual que Burn Notice. No hay series de espias redondas hoy en día.

satrian dijo...

A mi la primera me gustó mucho, casi más que la segunda quizás por el número de capítulos, pero es una serie muy entretenida que me gusta para ciertos momentos, yo también me vi las dos primeras en maratón, y esta tercera no está mal tampoco.

Un telespectador más dijo...

Solo he visto la primera, pero me dejó buen sabor de boca, no es una de mis favoritas pero es entretrenida y tiene puntos muy buenos. Pero hay tanta serie que es dificil hacerle un hueco...

Saludos!

Serieina_Cris dijo...

A mi Chuck me enganchó desde el piloto y con cada episodio me enganchó más y más, como se puede ver jaja
Coincido contigo en lo que dices, el salto de calidad que pegó con la segunda temporada fue muy grande, y ese episodio final es una pasada los 40 minutos que dura, y sin duda también por su final. Que da un giro a la serie muy interesante!
Me alegro que te haya gustado tanto la serie :)