viernes, 20 de noviembre de 2009

Empieza definitivamente la batalla

Supernatural S05E10. Texto plagado de spoilers.





Décimo episodio de esta magnífica temporada de Supernatural, después de estar durante un tiempo sin episodios que abarcasen la trama central de la serie, llega uno de esos que sin duda te hace afirmar que mereció la pena la espera, que por otro lado salvo dos capítulos algo sosetes para mi gusto, ha sido de lo más divertida.

Esta temporada se esta caracterizando por ser la más oscura de todas, algo lógico pues la serie desde su primera temporada ha sabido ir evolucionando poco a poco hacía esta atmósfera más siniestra, solo hace falta comparar a los monstruos fácilones de cazar de las primeras temporadas con los demonios de alto rango que se vieron en la tercera y cuarta temporada para comprobar la evolución en la serie, evolución que pese a convertir al show en una historia oscura como pocas, no ha renunciado ni mucho menos al humor que hizo tan grande a Supernatural, el mejor ejemplo lo encontramos en los capítulos “Changing Channels” el que sirve como crítica a la televisión(desde el buen rollo eso sí) y en el también graciosísimo “The Real Ghostbusters” que en esta ocasión sirve para reírse de si misma. Pero de la evolución tremenda de la serie ya hable aquí.


Este es un capítulo que directamente vuelve a meternos la tensión en el cuerpo desde el previo, así que ya quedamos avisados de que este va a ser un capítulo de los grandes o como poco de los serios. Esta vez la serie no quiere perder el tiempo, en vez de seguir mareando la perdiz con el paradero de la colt, directamente en este episodio encuentran a Crowley, que sorprende a todos cediendo de buenas el aparentemente arma definitiva. Las razones que da son de lo más lógicas, y tonto sería si se fiara de Lucifer, al fin y al cabo los demonios nacieron esclavos del infierno, meros instrumentos en las manos del ángel rebelado, y confiar en alguien más retorcido que ellos, sería todo un ejercicio de estupidez cercana a la humana. Reconozco que nunca me he parado a pensar en eso, pero ahora viendo todo el tablero, sorprende que Crowley sea el único sensato, también es cierto que el resto no tiene muchas alternativas, no serviría de nada que unos pocos demonios se rebelasen, acabarían muertos, pero no deja de ser interesante las posibilidades que se abren después de ver esta escena, puede que esta vez no sea la última que reciban ayuda demoníaca para acabar con Lucifer.



Lucifer siempre se nos ha vendido como la mayor fuente de poder demoníaca, y no hacía falta que apareciera para ser un personaje importantísimo (o el más importante incluso) en la serie, solo su mención ya le otorgaba poder, ya causaba en mi una excitación, pues era obvio que se acercaba lo más emocionante de la trama. Y en esta quinta temporada ya ha aparecido un par de veces, y ha inundado la pantalla, Lucifer no aparece en vano, cada una de sus escenas corresponden a los mejores episodios de la serie. Eric Kripke consiguió crear un Lucifer aterrador, aún cuando todavía no le habíamos visto hacer nada. Pero en este capítulo las cosas se ponen serias de verdad, primero vemos como es inmune al arma más poderosa que existe contra los demonios, y acto seguido trae a la tierra a La Muerte. La batalla que se estaba jugando hasta ahora, no era más que una antesala a la verdadera guerra, Lucifer esta poniendo a sus mejores soldados sobre el tablero, y los Winchester se han quedado sin opciones, parece que no hay oposición lo suficientemente fuerte como para parar el apocalipsis, a la espera de lo que hagan los ángeles, que según ellos necesitan a Michael en la Tierra para tener alguna oportunidad. Sam y Dean han intentado hacer las cosas a su manera como siempre, pero lo que es innegable es que ahora se enfrentan a un poder desorbitado, definitivamente muy por encima de su alcance. Según va pasando el tiempo más se van estrechando las posibilidades, parece que un Lucifer vs Michael es lo único viable. Aunque dudo mucho que esto acabe así, la duda ahora esta en ver como se forja una segunda opción con verdaderas posibilidades de éxito.


Este capítulo no solo se queda en el aviso de la inmensa muerte que viene en camino, si no que sin vaciles se carga a dos de los secundarios de la serie, aunque su peso en Supernatural hace mucho que dejo de ser alto (si alguna vez lo fue realmente) sirve de sobra para convertir el peligro en realidad, pero he de decir que la escena en la que se despiden para siempre no me ha emocionado tanto como me hubiera gustado, algo normal ya que nunca he conectado realmente con estos personajes. El caso es que parece una declaración de intenciones, aquí todos pueden morir, aunque algo vaga, pues estos personajes hacía tiempo que no aportaban nada, de hecho casi nunca salían, por lo tanto ha sabido un poco a “pues matamos dos pájaros de un tiro”, y hacen bien, dos cazadores por ahí abandonadas en medio del apocalípsis no harían más que restarle realismo a la historia, ya que se supone que todos deberían ayudar, y si así fuera acabarían estorbando, su muerte era por tanto necesaria, y como ya he dicho, si que cumple con el cometido de convertir ese miedo en real.


Ha sido pues, un capítulo grandioso, que entra de lleno en la parte final de la historia, por que en este punto ya solo resta el combate definitivo, que al final será a tres bandas. Lucifer gobernando a sus hordas demoníacas, los ángeles con su poder divino, y en medio de esta gran batalla, los hermanos Winchester junto a Castiel. La pregunta que yo me hago es, ¿aparecerá dios?

6 comentarios:

Nahum dijo...

Jo y Ellen sí que tuvieron su aquel en la segunda temporada.

Me está gustando mucho esta quinta temporada (más que la cuarta), porque precisamente están sabiendo dosificar la llegada del Apocalipsis, sin estirar la trama. La tensión aumenta, nos meten alivios cómicos impagables y no abusan de revoltijos teológicos... aunque sí, Dios aparecerá. ¿Será un personaje positivo o negativo?

Noa dijo...

Esto no se hace... Un capitulón así, una temporada así y ahora un paronazo así???
No quiero saber nada del mundo hasta Enero ¬¬

satrian dijo...

El no mostrar a la muerte ha sido un punto a su favor.
A mí me ha dado penita la muerte de Ellen y Jo.
Y si hemos de hacer caso a las palabras del diablo en seis meses en Detroit, Sam será Lucifer, pero quién cree al príncipe de las mentiras.

Moltisanti dijo...

Muy grande, Mister Kratos.

Jo y Ellen es verdad que perdieron su peso en la serie pero contaban con nuestro carño y al haberlas teneido hace poco (en el 5x02) como que ha sido más intneso decirlas adiós. Eso si, me ha parecido muy acertado que con el lío montado, alguna cara conocida se quedara en el camino y prefería a ellas que a Bobby, por ejemplo.

Lucifer si lo piensas, habrá aparecido cosa de 10 minutos en toda la temporada y han sido tan grandes, que parecen más. Claramente en la segunda parte de la temporada será cuando le tengamos más para nuestra suerte y desgracia de los Winchester.

Que temporada, la madre de "Dios" xD

PD: En cuanto a la pregunta final, puff, a saber si aparecerá...

Eldemo dijo...

Grandísima entrada. A mí sí que me ha dado un poco de pena la muerte de Ellen y Jo, aunque es cierto que tampoco han llegado a tener nunca un gran peso en la serie.
Dios aparecerá, seguro, o por lo menos eso quiero, jejeje.

Serieina_Felipe dijo...

A mi me dio mucha pena la muerte de Jo y Ellen, aunque no eran unos secundarios que estuviesen siempre presentes, eran unos personajes a los que se cogía cariño muy rapidamente. Pero claro, en una batalla como esta, es normal que tengamos bajas.

La quinta temporada está siendo lo que se esperaba de ella, una de las mejores. Me encanta el tono que tiene (una mezcla perfecta entre comedia y drama) y quitando el episodio 5x07, han sido unos episodios de sobresaliente. Lo peor, tenemos que esperar dos meses a que regrese...