sábado, 21 de noviembre de 2009

Friday Night Lights Bloggers Day: El piloto.

Esta entrada pertenece a la saga Friday Night Lights Bloggers Day.



Los prejuicios en lo que respecta al arte (y a todo en general, ya que nos ponemos) sirven únicamente para acabar perdiéndonos obras de una calidad asombrosa, pero que no nos atrevemos ni a probar por estar encasillada dentro de un género que por lo general es sinónimo de una calidad más bien pésima. Este es el caso de Friday Night Lights, una serie teen (para algunos es solo un drama, pero en mi opinión pertenece a ambos géneros), y el género teen a mi personalmente hace bastante poco me tiraba para atrás, directamente pasaba de toda serie que entrara aunque fuera sólo un poco dentro de este género, hasta que decidí probar con una serie que me quitó todos los prejuicios hacia el género de un buen golpe. Así pues, buscando empezar una serie con una calidad por encima de la media, la elegida fue Friday Night Lights, que consiguió enamorarme sólo con el piloto, un piloto maravilloso, de los mejores que he tenido el placer de ver.

Es uno de los mejores pilotos que he tenido el placer de ver, no solo por el capítulo en sí, si no por que cumple con todos los requisitos que se le exigen a un buen piloto. Es decir, independientemente de que lo que se nos cuenta sea bueno o no (que en este caso lo es y mucho) el cómo es perfecto. Un buen piloto tiene que ser capaz de presentarte a los personajes principales, tiene que dejarte más o menos claro de que va a ir la serie y como te lo va a mostrar, y por último y posiblemente lo más importante en un primer episodio, tiene que ser capaz de dejarte con unas ganas terribles de ver más capítulos. Y el piloto de Friday Night Lights cumple de sobra con todo esto. El episodio esta dividido en cinco partes, una por día de la semana (de lunes a viernes), en los que vemos como va aumentando la emoción y la presión por el equipo según se va acercando el gran viernes.

El inicio del capítulo ya deja claro la importancia que el football tiene entre los habitantes de Dillon, mientras vemos al entrenador Taylor andando por el terreno de juego, oímos como por la radio discuten sobre su capacidad para dirigir al equipo, mientras siguen hablando, vamos viendo a los distintos personajes de la serie en pequeñas escenas que ya nos dicen mucho sobre ellos. Y aquí tengo que aclarar que aunque pueda parecer desde fuera que Friday Night Lights es una serie que trata sobre football americano, no lo es en absoluto, en ese aspecto me recuerda mucho a Million Dollar Baby, en ambas el deporte abarca mucho, pero no tiene nada que ver con lo que se trata en realidad la obra, el deporte solo es una excusa como otra cualquiera para poder contar una historia. En el caso de Friday Night Lights trata sobre unos adolescentes que se agarran fervientemente al football, que dependiendo del personaje servirá para hablar realmente sobre la persecución de un sueño, o sobre la autosuperación con la cual se puede luchar por casi todo, o sobre la presión que siente un adolescente cualquiera por parte de su familia. Eso es lo que deja ver el piloto, por que aunque salen siempre entrenando, y el gran momento del episodio es la parte final en la que se juega el partido, lo importante del capítulo pasa en la cotidianidad de los personajes, en sus relaciones personales, o en su situación familiar, eso es lo importante de la serie, el football solo sirve como mero conductor de la historia. Por que aunque el capítulo se ponga emocionante del todo durante el partido del viernes, lo importante es la escena final, en la que todos los personajes salen afectados a nivel personal. Eso es lo que hace que quieras ver más episodios, no la emoción del partido(que es inmensa y uno de los puntos fuertes del capi, también es verdad), si no el querer comprobar como evolucionan los personajes.

A Friday Night Lights siempre se le ha atribuido el adjetivo de emocionante, y no penséis que esto pasa cuando ya conoces de sobra a los personajes, esto pasa ya en el piloto, a la media hora de serie ya consigue que te involucres con los personajes, en mi caso cayeron hasta aplausos. Antes decía que el football solo sirve para conducir la historia, pero uno de los temores que pueden surgir a la hora de decidirse a ver la serie son los partidos, pero tranquilos que este es un punto fuerte de la serie. Por lo menos el del piloto os aseguro que es de lo más emocionante que hay, y os lo dice alguien que no sabe nada de football americano, los tecnicismos no son importantes, yo salté, grité y aplaudí durante el partido como un loco.

Resumiendo, el piloto de Friday Night Lights es imprescindible, como piloto por que da todo lo que tiene que dar un buen piloto, y como historia, por que es el comienzo de una de las mejores series de la actualidad. Si no os gustan las series con grandes personajes que van evolucionando en todos los capítulos, si no os gustan las series emocionantes, y si no soportáis la calidad televisiva, entonces, no merece la pena que veáis este piloto, ahora, si todo esto os encanta, no entiendo como no estáis ya buscando un hueco en vuestro horario para disfrutar de este pilotazo.

10 comentarios:

satrian dijo...

Me encanta como diseñaron este piloto, que te mete en la vida en este pueblo y como se ciñe como un guante a la actividad de su equipo los Panthers, el sueño de todo un pueblo.

Xesu dijo...

Ya sois bastantes los que hablais muy bien de esta serie. A mí me pasa un poco lo mismo que te pasaba a tí con respecto a las series teen pero bueno, habrá que abrir miras y darle una oportunidad.

Salu2!

LoFelip dijo...

Este es el mejor piloto que he visto, junto con Damages. Sobre todo el final, es perfecto.

Yorch dijo...

El piloto es magnífico, con sólo ver este capítulo ya te das cuenta que no es otra serie tonta de instituto

Scott dijo...

Me encanta! El piloto tambien, y la musica y TODO! Esta idea que habeis tenido es muy buena, hay que animar a todo el mundo a que vea la serie. He tenido la suerte de que justo cuando habeis hecho esto he empezado a ver la seri e :P

Serieina_Felipe dijo...

El piloto me gustó muchisimo pero sobre todo por su final. No es ni de lejos el mejor episodio de la serie (es más, a medida que avanza la temporada se va superando continuamente) pero los minutos finales son pura emoción. Es una de esas pocas series que te llega muy profundo y te remueve las emociones como pocas.

Una auténtica maravilla :)

Adri dijo...

Yo fui una de esas que se mareó un poco viendo el piloto xD Vi los dos primeros de seguido y fue al acabar el segundo cuando ya me había enamorado..

pero cuando recomiendo la serie siempre aviso que el piloto hay que verlo con calma, que luego la cámara ya no se mueve tanto y el ritmo es mejor.

Pero vamos, el piloto en sí es muy bueno.

Nahum dijo...

Excelente entrada, Kratos.

Peter Berg fue muy astuto situando un suceso trágico que sirviera de percutor dramático (algo que en la segunda temporada intentó... sin éxito, puff).

El discurso de Eric Taylor al final del piloto me sigue pareciendo el mejor y más emocionante de toda la serie.

Antara Adachi dijo...

Su campaña para que veamos Friday Night Lights ha tenido este resultado: http://twitter.com/antara_adachi/status/6104370471

Y tengo que decir que ha sido un fabuloso piloto que me ha atrapado, me ha emocionado y me ha dejado con ganas de seguir viendo más. En mi caso, juntar deportes y series (o cine) es una combinación ganadora e insuperable, lo único es que poco sé de fútbol americano y eso lo soluciono prontito. Pero me gustó mucho, aplaudí, me levanté de la silla, como si estuviera en un estadio. Y luego me senté y recé en el hospital, como todos los demás. Qué fuerte la presión que tienen sobre sus hombros, cómo me va a gustar el personaje del entrenador.

Pues nada, que tienen una nueva en el equipo. Seguiré viendo más y leyendo todos sus posts del Friday Night Lights Bloggers Day.

Anónimo dijo...

well.. it's like I thought!