viernes, 7 de mayo de 2010

The Cover-Up

The Office sigue estando en plena forma, ofreciendo semana a semana lo mejor de su humor incómodo y de pura vergüenza ajena, con una fauna de personajes desternillantes, pero ya no brilla tanto como antes ante mis ojos, claro, es lo que tiene que lleve al día otras dos pedazo de comedias made in NBC como son la en parte original y genialísima Community, que se está marcando una primera temporada de lujo (Abed esta siendo el personaje cómico del año), y la grandiosa 30 Rock con esa diosa a la cabeza que es Tina Fey, posiblemente la actriz de comedia que más me pone actualmente, tanto intelectual como físicamente, y encima gracias a Date Night la veo todos los días de camino a la parada del bus, y como siempre consigue hacerme sonreír, más porque me acuerdo de Lemon que por otra cosa. Pero que salga perdiendo contra sus compañeras en una comparación tan inevitable como innecesaria no hace que The Office no me este encantando, en mi opinión está en su mejor momento, alcanzando un nivel de carcajadas y momentos inolvidables que no había visto en la serie desde el fin de su 2 temporada, la tercera y la cuarta estuvieron muy bien por supuesto, pero lo de este año las supera, lo que se agradece y la devuelve a su estatus de sitcom cinco estrellas que para mí gusto perdió durante una quinta temporada que me resulto algo irregular.


A partir de aquí alguno pequeño spoiler sobre el S06E23 de The Office (The Cover-Up).

El de esta semana ha sido otra capitulazo (y ya van...23!) que empieza con una primera escena de esas tan ingeniosas y demostrando el patetismo de unos personajes a los que ya no puedo menos que querer por una mezcla de lo bien que me lo paso con ellos y de la pena que me dan en general. Jim y Pam con su código morse vacilando a un Dwight que este año ha vuelto a brillar como en sus mejores tiempos (otra vez me estoy acordando de esa adorada 2 temporada que es mi favorita de la serie) ofreciendo una entrada buenísima para un episodio que por una lado ha girado entorno a la paranoia que le entra a Michael por la culpa de sus empleados (y que acaba resolviéndose con un cliffchanger de los buenos) y por otro lado hemos tenido un trama en la que Darryl se venga de Andy gastándole una broma que se va un poco de las manos. Lo único que no me esta gustando de esta temporada es el ascenso de Darryl, es un personaje que tuvo un par de momentos y me hizo gracia (grandísimo ese blues que se tarareó con Michael el año pasado xD) pero no me parece un personaje que pueda manejar bien tantos minutos como los que le están empezando a dar.

4 comentarios:

Moltisanti dijo...

A mí The Office nunca me ha dado la sensación de estar aflojando ni mucho menos y eso, cuando la llevo 3 años siguiendo a ritmo USA (con lo que eso supone), dice muchísimo a su favor.

El capítulo de esta semana, uno más para la lista de capitulazos. Todos han dado lo mejor de sí mismos y encima ha habido momentos para casi todos. Cuando Dwight, Creed, Michael, Jim-Pam, Andy... se ponen a hacer de las suyas, no hay quien les supere.

Kratos dijo...

Moltisanti- Tambiés es verdad que yo la 5 fue la primera que ví a ritmo USA y puede que eso me halla hecho percibir la serie de otra forma, no sé.

Yorch dijo...

Pues nada, otra vez a llevarte la contraria ^^.
A mí la que más me ha gustado ha sido la 5ª. La 6ª la tengo en espera porque con The Office necesito dosis mayores a un capítulo a la vez.

Abed es Jesús, Mahoma, Buda y todos los dioses juntos!

Saludos!

Kratos dijo...

Yorch- Pase lo que pase siempre nos quedará Abed ;)