martes, 12 de enero de 2010

He vuelto a enamorarme



Mad Men- Season 1 (la entrada no contiene ningún spoiler)


Las expectativas a veces juegan malas pasadas, le pides tanto a una serie que es difícil que no decepcione aunque sea un poquito, es lo que perfectamente podría haberme pasado con Mad Men, antes de empezar con la serie ya iba esperando que acabara convirtiéndose en una de mis favoritas, me habían hablado tan bien de ella que mis expectativas estaban por las nubes, eso sí, iba advertido de que no iba a disfrutar de la serie en todo su esplendor hasta que le pillara bien el truco, con lo cuál mi plan era ver un episodio por día hasta quedar enganchado, el plan no duro nada, el primer día me vi tres episodios seguidos. La primera sorpresa me la llevé con el piloto (que ya había visto hace mucho tiempo, antes de meterme de lleno en esto, curioso, creo recordar que me aburrió y pasé de la serie) al poner el piloto quedé atrapado hasta el final de la temporada. Y todo lo que me había imaginado de la serie se quedaba pequeño según iban cayendo los episodios, esa ambientación detallista que bordea la perfección, las tramas de cada uno de los episodios, la solidez de los personajes y su evolución, creo que esta es la mejor primera temporada de una serie que he visto nunca.


Uno de los miedos que tenía antes de ver la serie era que algunos la consideraban aburrida, pero se evaporó tan pronto leí esta entrada, no en vano creo que Felipe y yo tenemos un criterio parecido al juzgar ciertas series, y si el dice que una serie es buena automáticamente dicha serie escala puestos entre las prioritarias de mi lista de pendientes (ya pasó con Friday Night Lights, por ejemplo). Con lo cuál las pocas dudas que tenía sobre si Mad Men merecía la pena o no se evaporaron, con mis expectativas por las nubes, ya solo me faltaba encontrar el momento adecuado para empezar una serie que estaba destinada a hacérmelo pasar en grande.



Después de haber disfrutado en tres días de la primera temporada de Mad Men puedo decir que si algo es Mad Men es divertida, el gancho principal por el que no pude dejar de ver un episodio tras otro no fue ninguno cliffchanger, fueron los cuarenta y pico minutos por episodio que se pasaban volando. Y la grandeza de Mad Men no esta en tramas enrevesadas o en capítulos llenos de sucesos espectaculares, esta en la cotidianidad de sus personajes principales que representan a diferentes sectores de la sociedad americana de la época. Una ama de casa, una trabajadora ambiciosa que lucha por llegar lejos, un hombre que lo tiene casi todo ganado solo por su apellido, un hombre que que ha llegado de la nada a ser el empleado más valioso de su empresa, un homosexual reprimido, entre muchos otros con más o menos importancia, pero todos hacen grande a Mad Men.


Los diálogos, como todo en Mad Men, son excelentes, de lo mejor que se puede ver en televisión, solo hay que ver las grandísimas frases que llenan el piloto. Por ejemplo, están geniales los guionistas en dos episodios cuando se sirven de un par de personajes para criticar directamente la publicidad, dando como no, escenas geniales, y es que esa es la norma en Mad Men, si aparece algo en un episodio es por que merece la pena. Todo esta al más alto nivel en esta serie, no sobra ni una escena, y es que como he dicho, creo que nunca he visto una primera temporada tan redonda en todos los sentidos como esta, y encima como suele pasar con la mayoría de las series, las siguientes temporadas tienen pinta de subir todavía más el nivel, de solo imaginármelo babeo.




En la primera temporada de Man Men me he encontrado guiones excelentes, de lo mejor que he visto en televisión, la verdad es que a nada que mejore en sucesivas temporadas Mad Men va a comerse a algunas de mis series preferidas (de hecho ya se ha comido a muchas). Pero donde Mad Men se sale es en su maravillosa ambientación, para mi gusto la mejor que he visto después de Band of Brothers en una serie de televisión. El vestuario, la música, y por encima de todo, esa exquisita fotografía. La primera temporada de Mad Men combina guiones casi perfectos con una puesta en escena absolutamente brillante. Y todo esto lo consigue en trece episodios memorables, por suerte para mi, todavía me quedan por disfrutar la segunda y la tercera temporada, y luego las que vengan. Me quito el sombrero ante el show creado por Matthew Weiner, que ya se gano mis aplausos cuando estuvo en The Sopranos. Y espero que AMC siga creciendo con series de calidad, de momento tengo en el banquillo a su genial (sí, expectativas altas otra vez) Breaking Bad.

12 comentarios:

Little Johan dijo...

Justo he terminado de ver la tercera temporada de Mad Men esta mañana, y también me la he visto entera en tres días. Nada que añadir a lo que has comentado, la serie sigue siendo exactamente la misma que en la primera temporada. Igual de perfecta. Es tan detallista y está tan lograda la ambientación que asusta.
Prepárate para disfrutar de las dos siguientes temporadas ;)

Serieina_Felipe dijo...

Ole! Ole! y ole! Lo sabía! Sabía que Mad Men era de las tuyas! :)

Me alegro muchisimo de que la disfrutases tanto como yo cuando lo hice en su día y ya veo que pensamos igual! Para mi Mad Men no es que roce la perfección, sino que es perfecta toda ella. No hay nada que no me haya gustado y lo mejor es que cada temporada sube de nivel (o eso me parece a mí).

Prepárate para disfrutar de dos temporadas espectaculares y sobre todo, de una tercera temporada que es de lo mejor que he visto en TV.

Y por cierto, muchísimas gracias por enlazar mi entrada y por tus palabras ;)

Yorch dijo...

Y yo que no he podido pasar del primer capitulo... matadme ^^

seriéfilo dijo...

yo llegué al cuarto pero entre bostezos,,, y queria que me gustara... pero no sé... tendre que darle otra oportunidad...

satrian dijo...

Yo vi los seis primeros episodios me gustó pero me estanqué ahí, espero retomarla pronto y unir su visionado al de Big Love, pero de momento no en un futuro muy cercano.

manganxet dijo...

Yo he terminado de ver la primera temporada esta semana también, y esta serie solo se puede explicarse con una palabra: perfección. Escenografía alucinante, una fotografía preciosa, y unos personajes muy bien construidos. Hay tanta belleza que no necesita una trama adictiva, la cotidianidad es suficiente para querer más.

ALX dijo...

Yo estoy terminando la segunda temporada y solo se puede decir que es maravillosa. Ya no solo la ambientación, si no la forma de contar las cosas, tan sutil y tan poco obvia. Una maravilla.

Smokey dijo...

Nunca me he puesto con esta serie, no por falta de ganas, pero sólo leyendo el primer párrafo de este post siento que no puedo esperar más. Igual le encuentro un hueco pronto. Saludos.

Alejandro A dijo...

ya te estabas tardando para empezarla ehh!!, es que cada episodio es una pieza de arte, y considero que la recta final de la primera temporada es de lo mejor que he visto en alguna serie, el momento Carrusel, memorable, preparate para la enorme segunda temporada

Serieina_Cris dijo...

Mad Men es una pasada!!!
Yo reconozco que me costó pillarle el punto (a ti he visto que no, pedazo maratón jeje), pero luego ya con cada capítulo disfrutaba más que con el anterior.
Así que, prepárate, que cuando te pongas al día y veas la fantástica 3ª temporada vas a estar locamente enamorado ;)

Moltisanti dijo...

La de ganas que tengo de empezarla...

Mira que hace unos meses solo me picaba de ella tanto premio y alguna que otra recomendación, pero desde que algunos (ahora te has subido al carro) de mis bloguers favoritos la habéis comenzado y estáis encantado con ella (se te nota y mucho), pues la tengo en el Top 3 de la lista negra.

Nahum dijo...

La primera temporada es, para mí, la más perfecta. Compacta, sin grietas. En las siguientes siempre he encontrado un algo que me ha chirriado (siguen siendo excelentes, por supuesto). Ya contarás qué tal sigues con ellas.

Ah, aquí un gran fan de "Breaking Bad". Estoy casi seguro de que te gustará mucho.