domingo, 28 de junio de 2009

Obras Maestras: Six Feet Under.

Hoy toca hablar de una serie que acabo de ver finalizar, y que por méritos propios se ha ganado estar en esta sección, y se ha convertido directamente en una de mis dos series preferidas junto con The Sopranos.

Six Feet Under es una serie de 2001, creada por Alan Ball y emitida en la ya mítica HBO hasta que el 21 de agosto de 2005 se puso fin a la historia de la familia Fisher.

La serie a priori, nos narra la historia de la familia Fisher a partir del fallecimiento de Nathaniel Fisher padre y marido, concretamente una familia que se dedica al negocio funerario, a partir de ese punto nos esperan 5 temporadas que podríamos encajar en el género dramático, no obstante Six Feet Under en realidad no es más que una narración sobre la vida y la muerte, que usa a la familia Fisher  como medio para transmitir una profunda reflexión sobre el sentido o no sentido de la vida y muerte.

La serie es realista, cruda y cuasi dolorosa, pero es una obra de arte de las que merecen la pena, y es prácticamente perfecta, por lo menos bajo un escrutinio puramente frío y académico. Guión, perfecto, actuaciones, maravillosamente exquisitas, ritmo, impecable, música adecuada y cumpliendo con su función sin extralimitarse tampoco, en fin, si diseccionamos Six Feet Under en cachitos y los examinamos detenidamente veríamos una obra que roza la perfección, ahora si vemos a Six Feet Under como lo que es, es decir como el conjunto y nos dejamos llevar por sentimientos, y por lo que llega a transmitir al cierre de cada episodio, pues entonces ya es cuando la calificaría directamente como perfecta.

Cada capítulo dura en torno a la hora, y todos ellos tiene un ritmo lento, característica esta común y diría que necesaria en cualquier relato que de verdad se conciba como puro arte, o por lo menos como algo más, es decir que trascienda el mero entretenimiento para llegar más lejos. Eso sí, Six Feet Under, consigue meterte en la atmósfera del capítulo y cautivarte con cada una de las imágenes que componen el episodio, haciendo así que en ningún momento aburra la serie, cosa destacable, evidentemente como en toda serie hay capítulos buenos y capítulos mejores, pero el caso es que el peor capítulo de Six Feet Under atesora una calidad que ya quisieran muchas otras series, en todo caso lo que si te aseguro es que una vez familiarizado con los personajes no encontraras ningún episodio aburrido, lo que hace que desde que le coges el gusto a la serie no hace más que sorprenderte para bien, y nunca he encontrado un capítulo que me haga pensar que Six Feet Under esta pasando por una mala racha, desde el piloto mantiene un nivel que consigue subir mucho, pero que nunca baja de una media de calidad que hace alcanzar a la serie la categoría de obra maestra.

Inevitables pequeños Spoilers, o incluso alguno grande.

La mayoría de los episodios comienzan de la misma forma, una escena de unos 5 minutos en la que vemos a un personaje en un entorno realizando algún tipo de actividad, en la mayoría de los caso llegará la muerte de manera impredecible, resaltando así en la mayoría de las ocasiones que la muerte puede llegar en cualquier momento, esto sirve como prólogo al capítulo en sí, normalmente las circunstancias del muerto de la semana esta altamente relacionado con el mensaje que quiere transmitir la serie, con el mensaje que les queda a los personajes, como cuando muere una señora que no tenían ni familia, ni ningún amigo que organizara o asistiera a su funeral, a raíz de eso todo el episodio irá girando en torno a cómo se da cuenta Nate de que el no quiere eso, le aterra la idea de no ser recordado, de que llegue el final y no tenga a nadie, de ser en definitiva un hombre invisible, aparte por supuesto vemos como cada personaje va desarrollando su vida, y es que en el fondo Six Feet Under nos muestra la evolución en la vida de cada uno de sus personajes, narrando desde el duro y crudo realismo, las distintas etapas por las que pasa una persona, la más importante para mí, y con la que más me he sentido identificado, es con todo el desarrollo de Claire, de lo que tiene gran culpa las edades que abarca este personaje en la historia, a Claire la vemos pasar desde el instituto hasta su vida laboral, otros se sentirán más familiares con Nate que durante la serie le vemos llegar hasta la crisis de los 40 por ejemplo, o a David que no llega tan lejos, y en cuanto a la vida más adelante tenemos a Ruth, la madre de la familia que transcurre por la serie evolucionando en su vejez.

La serie es terriblemente filosófica, y deja un claro mensaje, durante muchos momentos, los personajes intentan ser felices de una manera normal, como una familia normal, etc, lo que acaba dejando claro la serie con el paso del os capítulos es que todo ese tipo de raros idealismos son una especie de cuentos que en realidad nunca existen, y es quien es en realidad así, es una utopía, ya que en realidad todo el mundo sufre más o menos lo mismo, en cuanto a la supuesta felicidad se refiere, en realidad que da bien claro que el querer ser feliz como los demás, es una frase vacía , ya que parezca lo que parezca en realidad todas las personas sufre lo mismo, me refiero a que ese cuento feliz o esa supuesta normalidad, en realidad no es tal, ya que nadie consigue la felicidad, o por lo menos no esa felicidad absoluta y de cuento de hadas a la que todos aspiran, es supuesta familia disfuncional, no es más que lo habitual, quien tiene en realidad una familia cuerdamente feliz?, si te paras a pensarlo en realidad nadie, y es que de hecho todo ese tipo de problemas que tienen los Fisher, tanto individualmente como en cuanto a la relación familiar se refiere, es rara, sí, no es convencional ,pero como todas en el fondo, el ejemplo lo pone la misma serie, si nos fijamos en la familia de Brenda es tan todos tan jodidos como la familia protagonista, igual pasa en la familia de Lisa, o en la de George, entonces, que diablos es eso de lo convencional?, quien tiene entonces una familia normal?, nadie, de hecho si en cuanto a normal nos referimos a que es lo más habitual, estaríamos hablando de que lo normal es ser una familia disfuncional.

Otra de las reflexiones por las que discurre la serie es el estar solo, ese sentimiento de estar rodeado de personas pero en realidad estar desconectado del mundo, sensación que se muestra sobre todo mediante el personaje de Claire, personaje que siente que nadie la comprende y que el mundo apesta, siendo tan cruel e inhóspito como ella lo siente, esto sobre todo queda claro en las primeras temporada, luego vamos viendo a una Claire que va creciendo, madurando, en definitiva evolucionando a la par que el espectador, ya que el que la siguió a ritmo Usa en su tiempo, a vivido cinco años creciendo junto a los Fisher. En definitiva y a lo que quiero llegar, es que Six Feet Under es un relato sobre la vida, en la que las tramas de los episodios no son más que las situaciones dramáticas con las que tiene que lidiar una persona a lo largo de su vida, y todo queda transmitido con un realismo y una pureza que a veces llega hasta doler, provocando en mí en según que episodio una leve depresión, como por ejemplo ya dijé el episodio de la muerte del bebé y demás, Six Feet Under es una serie que se acaba metiendo en tu corazón, y que con nivel y sin caer en la pura sensiblería barata, consigue transmitir una vista amplia de lo que es la vida, todo ello comprimido en unos archivos digitales que entran en tu reproductor, y que se quedarán en tu corazón por siempre. Al final el vínculo creado con todos los personajes acaba siendo posiblemente el más grande que he creado nunca con una serie de televisión, resultando así un último capítulo tan grandioso y magnífico, como doloroso y desbaratante(madre mía que llorera) para mí.

Estamos hablando pues, de posiblemente la mejor serie de televisión de la historia, que todo el mundo, independientemente de que sea seriéfilo  o no, debe ver esta obra de arte, que me ha llegado al corazón y no saldrá jamás, eso sí tomársela con calma, que una vez finalizada duele lo corto que se ha hecho el camino, un camino llenó de amor, dolor, sufrimiento, de dudas, y de en definitiva, la vida...hasta la llegada de la muerte, una muerte inevitable, y que llega a todos, ese gran final de la serie, lo deja más claro que nunca en Six Feet Under, y eso que siempre lo han dejado muy claro, pero ver como todos los personajes iban muriendo mientras veíamos a Claire conduciendo hacía una nueva etapa de su vida, curiosamente una etapa que podría enlazar en cuanto a situación casi, casi con la del Nate del piloto, pero al revés, está yendo en vez de volviendo a casa, cerrando así un circulo de etapas, habiendo narrado la serie todos los momentos de la vida por los que puede llegar a pasar una persona, hasta ver la muerte de Claire, y la de, finalmente, Six Feet Under.

Qusiera destacar también, aparte de al gran Alan Ball, creador de la serie, el gran trabaja que ha hecho Nancy Oliver durante toda la serie, ya que es la responsable del guión de alguno de los mejores episodios de la serie.

R.I.P

18 comentarios:

Drémedes dijo...

Six Feet Under es como dices, una auténtica obra maestra, probablemente mi serie preferida junto a The Sopranos y The Wire, me están entrando ganas de pegarle un revisionado.

En cuánto al párrafo sobre aquello de la familia normal, desde mi punto de vista, la "normalidad" no es sino una mera estadística, por lo que algo "normal" no es más que lo que se adapta a unos parámetros, de hecho lo que ahora se podría considerar como normal no lo sería, por ejemplo, hace 100 años... no?

un saludo!

vertigo dijo...

Es que es como dices, la mejor serie de TV. Inigulable!!
Yo con el final entré en un shock que me duró días y días.
Y como tambiém señalas, cuando la terminas piensas que el camino se ha hecho cortísimo y quisieras haberla deborado más despacio.
Sientes un vacío enorme cuando ves que TODO ha acabado...

Por cierto, pedasooo de entrada!! Chapó! ;)

Kratos dijo...

Drémedes- estamos más o menos deacuero entonces.

vertigo- Creo que a mí esto también me va a durar lo mío, y tengo exactamente esa sensación de vacío.
Me alegro de que te parezca buena entrada xD

dsm dijo...

Yo amo sobre todas las series a Six Feet Under y eso que ni siquiera que he terminado la segunda temporada, de verdad que ritmo llevaste con la serie!, acabarla en un mes, sobre el final fue inevitable no tragarme un spoiler del tamaño del mundo, espero de igual manera disfrutarlo

Nahum dijo...

Es una de mis series favoritas también (a años luz de lo que Ball está haciendo con True Blood...). Mi único problema es que creo que las temporadas 3 y 4 bajan el nivel un poco (algo que no ocurre, por ejemplo, con The Wire). Eso sí: la quinta vuelve a ser sublime.

Kratos dijo...

Menos mal que no has leido zona spoiler que te reviento la serie jeje, pues si, me la he visto demasiado rapido y ahora me arrepiento, tu haz que dure que si no luego es un palo.

Kratos dijo...

Nahum- Yo las temporadas 3 y 4 las veo como una etapa más dentro de six feet under, quizás más dramática, pero para mí no bajó el nivel.

seriéfilo dijo...

no he leido todo por que aun estoy con ella pero es muy grande, me gusta aunque la tenga abandonadita, aunque creo que los episodios duran 10 minutos de más eso ya es otra cosa...

satrian dijo...

Voy por el segundo, y de momento el piloto me pareció muy bueno, pero tengo que ver más para tener opinión.

Kratos dijo...

seriefilo- Haces bien en no leer más allá de la zona spoiler que cuento cosas del último capítulo y todo.
Pues a mí a veces se me hacían hasta cortos los episodios xD.

Kratos dijo...

satrian- Pues sigue con ella que merece mucho la pena, para mí una de las mejores series de la TV.

ALX dijo...

Sus dos primers temporadas me parecen de lo mejorcito. Pero a partir de ahí decae, cayendo en lo tremendista y en lo culebronero. Suerte que supieron cerrarla de una forma tan genial, lo que permitió que me quedase con un buen sabor de boca final.

Kratos dijo...

ALX- A mí no me dio la impresion de que cambiara tanto en esos dos años, creo que siempre a mantenido un gran nivel.

MFAL dijo...

WOW!!! Una de tus dos series favoritas?? Ha desplazado a series "importantes" creo...jejejeje... buena elección. Ahora no estoy con mucho tiempo para leer toda la entrada y me gustaría disfrutarla. Luego la leeré y comentare!!
Felicitaciones por haberla visto (y tan rápido) Saludos!!!!!!

AELL dijo...

Al acabar de ver la serie estuvimos tanto MFAL como yo con una extraña sensacion de duelo que nos duró un par de semanas. Algo inexplicable que jamas nos habia pasado y creo que es por eso que bien describes en tu entrada del vinculo impresionante que se crea entre el espectador y la familia Fisher.
En ningun momento decae su nivel y creo que cada episodio es tan necesario como cada dia de nuestra vida. Sublime.
Genial entrada, 100% de acuerdo en todas tus apreciaciones.
Un saludo.

Kratos dijo...

MFAL- Pues sí, ha desplazado a unas cuantas importantes, tu tranquila y ya leeras cuando puedas xD, al final ha sido una pena acabarla tan pronto, ahora desearia a verla saboreado lentamente.

AELL-Eso tambíen me ha pasado a mi, es increible como esta serie se mete en tu cabeza y tu corazón, estas pensando en ella todo el día.

MFAL dijo...

Finalmente he podido leer la entrada!! Ante todo, felicitarte por todo lo que has escrito; ya que me ha parecido genial y estoy absolutamente de acuerdo en todo. Hace meses que vimos la serie, y aún no me he recuperado del todo del "duelo" de no ver cada día a la familia Fisher. Se te meten en el corazón, es verdad. Ninguna otra serie me ha provocado eso nunca (sólo algún animé) y cuando ya no hay más capítulos a los que darle play te arrepientes de haberla visto tan rápido. Pero es inevitable...
La mejor serie de televisión de la historia, para mí, hasta ahora y probablemente para siempre.
Saludos!

Kratos dijo...

MFAL- sin duda es lo mejor que he visto delante de una pantalla junto con The Sopranos, y no creo que vea ya ninguna serie que supere a Six Feet Under, supongo que dentro de algun tiempo acabaré revisionandola.